Durante 130 años hemos construido un camino juntos, familias, maestros, colaboradores y hermanos de La Salle, donde un compromiso nos ha llevado a otro compromiso, y donde nuestro legado e identidad nos ha permitido decir y vivir “Todo lasallista es mi hermano”.

Estamos viviendo tiempos diferentes, no nos imaginábamos que estaríamos en casa durante tanto tiempo, sin dar un abrazo a los maestros, a mis compañeros, a los hermanos, y aquellas personas que nos apoyan en nuestras Instituciones, hemos estado alejados de los lugares donde a menudo reíamos, jugábamos, aprendíamos, soñábamos y construíamos nuestro proyecto de vida en comunidad, ahora lo hacemos de otros modos desde casa.

Ha sido también un tiempo difícil para algunas de las familias Lasallistas de nuestro país, no estábamos acostumbrados a estar tanto tiempo en casa, las actividades laborares se redujeron, los compromisos siguieron, y muchas otras cosas empezaron a trascender en nuestro hogar.

Por lo anterior, en el Distrito Lasallista de Bogotá, nació nuestra campaña LA SALLE SOLIDARIA, una oportunidad para seguir como familia apoyando a muchas otras que pasan momentos de dificultad en este tiempo, son momentos para seguir diciendo, viviendo y creyendo que “todo Lasallista es mi hermano” y que juntos construimos una comunidad en donde nos apoyamos unos a otros.

Hemos entregado a más de 400 familias de nuestras Instituciones, de la RED La Salle, mercados para apoyar en estos tiempos. Seguiremos aportando a ustedes, que son nuestra familia, lo más que podamos.

Gracias una vez más por construir este camino juntos, 130 años acompañados de las mejores familias, donde es Jesús quien a vivido en nuestros corazones hoy, mañana y siempre.

*Si quieres apoyar a otras familias Lasallistas no dudes en hacerlo.

¡Dona ya!